Todo tiene su tiempo…

Todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora.

Eclesiastés 3:1 RVR 📖

NO elegimos el momento de nuestro nacimiento, pero nacemos, no elegimos las etapas de la vida, pero las experimentamos y ellas vienen sin que podamos hacer nada para evitarlas. El tiempo de nacer ni siquiera estábamos en la capacidad de saber, el tiempo de morir algunos pueden presentirlo, pero no se puede evitar.

La Palabra nos dice que, aunque hay un tiempo para arrancar hay otro tiempo para plantar, aunque hay un tiempo para destruir también hay un tiempo para construir, la palabra nos continúa aclarando que aunque hay un tiempo para llorar también hay un tiempo para reír, aunque hay un tiempo para separarse hay un tiempo para abrazarse de nuevo, aunque a un tiempo para odiar llega un tiempo para amar, aunque hay un tiempo en que rasgamos las ropas llega un tiempo de coser de nuevo.

Conocer los tiempos y saber el propósito de Dios en ellos es de mucha importancia en nuestra vida. La palabra nos dice que debemos pedirle al Señor que nos enseñe a contar nuestros años y poder así adquirir enseñanza. Una de las enseñanzas notables que podemos sacar de esto, es que, aunque puedan existir tiempos difíciles, Dios tiene el control.

Dios en medio del tiempo también dispuso una salida, una reconciliación, el regreso de un hijo, la vuelta del padre que se fue, el regreso de aquel que emigró, el regreso del amor la salud y la paz.

Todo sucede a su debido tiempo. Sin embargo, Dios puso en la mente humana la habilidad de entender el paso del tiempo. El rey Salomón dijo: Aprendí que lo mejor que puede hacer la gente es ser feliz y disfrutar mientras viva y hacer el bien. Dios quiere que todos coman, beban y disfruten de su trabajo. La vida es un don de Dios.

También aprendió que todo lo que Dios hace dura para siempre. Los seres humanos no le pueden agregar ni quitar nada al trabajo de Dios. Dios se encargará de lo que está más allá de la comprensión de los seres humanos. Y así como las cosas malas tuvieron un tiempo en nuestras vidas, las cosas buenas y hermosas llegaran a nuestras vidas en su tiempo. Resumen tomado de Devocionales Cristianos. Eclesiastés 3: 1 -15.

Para finalizar, solo puedo decirte que creo que la clave para vivir con paz es confiar en el plan de Dios incluso antes de ver los resultados. El plan de Dios en su vida no se produce de la noche a la mañana; es un proceso. Él está edificando su fe, sanando su alma, renovando su espíritu, todo ello a su tiempo. Usted no siempre verá (o entenderá) exactamente lo que Dios está haciendo, pero siempre puede estar seguro de que Él está obrando. Un abrazo de luz ✨

 Si te ha gustado este contenido, dale me gusta y sígueme! Además usa los botones abajo para compartir con tus amigos en las redes sociales! 💕

Si quieres dejar tu opinión, recuerda que siempre sea de firma positiva y con respeto. Por el contrario, cualquier opinión agresiva, conductas o expresiones que vayan en contra del respeto, la dignidad, o constituyan injurias o calumnias será bloqueado, y denunciado a las Autoridades conforme a lo previsto artículo 208 del Código Penal Español. El delito de injurias se prevé una pena de multa que oscila entre 3 y 14 meses y para las calumnias la pena será de prisión de 6 meses a 2 años o multa de 6 a 24 meses.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s