Crece como las flores  

“Antes de que la voz pueda hablar, debe haber perdido la capacidad de herir”

Todos y cada uno de nosotros tiene que aprender a eliminar de su lenguaje todo lo que pueda herir, no solamente la crítica acerba o las expresiones poco amistosas, sino también toda expresión que ofenda a otra persona, sea denigrándola, sea atrayendo la atención sobre alguno de sus defectos. Algunas personas, es verdad, por su misma posición, tienen el deber ocasional de exponer a los otros las faltas cometidas, pero lo que no saben es que cuando la falta se expone de una manera perfectamente amistosa, no existe motivo de aflicción. Si tenéis por costumbre criticar a otra persona y si su crítica le parece ofensiva, buscad en vosotros mismos la imperfección causa de la ofensa. Cuando somos conscientes de que la vida de todas las cosas es una, cuando aprendemos actuar desde el amor, nos resulta imposible infligir sufrimiento a nada, y para alcanzar esto hay que empezar por corregir progresivamente nuestro lenguaje, corrigiendo primeramente nuestros defectos más remarcables.

“Antes de pensar mal, no supongas nada, no tomes nada como personal”

Reemplazar el mal pensamiento por un buen pensamiento de naturaleza exactamente opuesta. Empezad por cread mentalmente y con calma el nuevo pensamiento; después, en el momento en que surge el mal pensamiento, substituidlo por el buen pensamiento contrario, de ese modo podríais substituir; al orgullo por la bondad, a la cólera por el afecto, al temor por la admiración, a los bajos deseos materiales por pensamientos puros, dignos, honorables y otros parecidos. La mente humana, al no poder concentrarse simultáneamente en dos objetos distintos, si la fijáis en un buen pensamiento, el malo se encontrará expulsado sin que vosotros tengáis que realizar ningún esfuerzo. Nada de energía mental desperdiciada; nada de vitalidad perdida. El buen pensamiento muy pronto se irá fortaleciendo; la mente se cierra ante los ataques del mal pensamiento y deja de responder a los pensamientos de esta índole; en resumen, habéis destruido el mal intensificando y revitalizando el bien, que es lo opuesto.

“Crece como crece la flor, inconscientemente, pero ardiendo en ansias por abrir su alma a la brisa”

Así es como debes avanzar para abrir tu alma a lo Eterno. Pero debe ser lo Eterno lo que debe desarrollar tu fuerza y tu belleza, y no el deseo de crecimiento. Porque en el primer caso floreces con la lozanía de la pureza, y en el otro te endureces con la avasalladora pasión de la El deseo de crecer a fin de ser superior, de ayudar a otros al principio puede parecer imposible. Se debe renunciar al deseo de ser grande; resistir las ganas de desarrollo en beneficio propio. Hemos de crecer como crece la flor. ¿Por qué? Porque la flor crece sin pensar en sí y con un altruismo absoluto; no para exhibirse, sino para que, después de su muerte, su raza se multiplique. Su existencia no es para que fructifique para sí misma, porque el fruto sólo llega después de la muerte de la flor. En su crecimiento, nada para ella misma; todo para las plantas del futuro. Del mismo modo, no es pensando en nosotros mismos, sino trabajando para el bien de los demás que hemos de progresar.

“Porque dentro de ti está la luz del mundo, la única luz que puede difundirse en el sendero. Si eres incapaz de percibirla dentro de ti, es inútil que la busques en otra parte”

El pensamiento expresado en esta frase es común a todas las religiones si bien bajo formas distintas. La encontramos en el cristianismo. El hombre no cree en su propia y profunda divinidad, sino que reconoce en él mismo la existencia del maravilloso principio crístico y este es el sentido de las palabras: “Cristo en vosotros, la esperanza de vuestra gloria”.

Para finalizar, recuerda observar la vida que te rodea en constante cambio y movimiento, porque está formada por los corazones de los hombres; y a medida que vayas aprendiendo a conocer su constitución y su significado, gradualmente podrás leer el mensaje más importante de la vida, que es “el amor”. Un abrazo de luz ✨.

🦋Si te ha gustado este contenido, dale me gusta y sígueme! 😊 Además usa los botones abajo para compartir con tus amigos en las redes sociales! 💕

Si quieres dejar tu opinión, recuerda que siempre sea de firma positiva y con respeto. Por el contrario, cualquier opinión agresiva, conductas o expresiones que vayan en contra del respeto, la dignidad, o constituyan injurias o calumnias será bloqueado, y denunciado a las Autoridades conforme a lo previsto artículo 208 del Código Penal Español. El delito de injurias se prevé una pena de multa que oscila entre 3 y 14 meses y para las calumnias la pena será de prisión de 6 meses a 2 años o multa de 6 a 24 meses.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s