Testimonios

Más allá de la sanación física…

Las emociones nos hablan de quienes somos, de cómo sentimos, de cómo nos enfrentamos a nuestro día a día, a todas aquellas situaciones que nos suceden. Y como tal, las emociones son neutras: no existen emociones positivas o negativas. Simplemente, cambia la forma en la que las percibimos. Las emociones y el género son dos conceptos que guardan mucha relación: mujeres y hombres no percibimos, reaccionamos ni gestionamos igual nuestras emociones, a pesar de que, en realidad, son las mismas. Entonces, aunque mujeres y hombres nos enfrentemos a un mismo suceso podemos afirmar que la forma que tenemos las personas de percibir las emociones está muy influenciada por el género.

Actualmente si escuchamos la palabra virus, nuestro cerebro solo piensa en el COVID-19, pues te comento que existen muchos virus entre nosotros y que afectan de igual forma a los hombres y a las mujeres, por tanto, no debemos descuidar su prevención. Si bien es cierto, como dije en el párrafo anterior las mujeres y los hombres manejamos emociones de diversas formas, eso no significa que estemos exentos de padecer de mismo virus o enfermedad. Hoy tengo nuevamente el placer de tener un nuevo Guest Post!! Este escrito nos permitirá ver como el diagnostico de una enfermedad puede afectar a una mujer; sin embargo, antes de que empieces a leer el artículo de mi autora invitada, quiero darte un consejo final, “PRACTICA EL NO JUZGAR” en cada situación contigo mismo o con los demás. Sé gentil en tus pensamientos y obsérva a través de los lentes de la compasión 🙏. Un abrazo de alas 🦋.


Cuando a una mujer le dan un diagnóstico ginecológico, su sexualidad cambia inmediatamente
.

Hace alrededor de un año leí esta frase en otro blog. (frase del reconocido ginecólogo Dr. Damian Dexeus). Si os digo la verdad, al leer esto, se me cayeron hasta algunas lágrimas, pues sentí un gran alivio. Y es que sabía que lo que iba a leer a continuación me iba a servir, y de mucho. Y sobre todo, finalmente sentí que alguien me iba a comprender, ya que muchas personas pueden tratar de comprender la situación por la que estás atravesando, pero creo que sinceramente que sólo hasta que das con una persona que haya pasado por lo mismo o algo similar, se llega a esa empatía y comprensión.

Sí, al recibir un diagnostico ginecológico tu sexualidad cambia inmediatamente. En mi caso, a los 28 años fui diagnosticada con el virus del papiloma humano, con lesión en el cuello del útero. Ahora mismo no voy a entrar en detalle a dar información sobre el virus, ya que esto no es asunto mío. Aun así, decir que ya afecta a la gran mayoría de las mujeres. Con mis palabras, dependiendo de qué tan fuerte esté tu sistema inmune, este virus como cualquier otro, llega a afectar en mayor o menor medida.

En mi caso la cosa se complicó. Nunca olvidaré esa tarde de comienzos de verano, en la que recibí un email. Sí, un email… el que contenía breve explicación, y yo me quedé con las palabras…  “lesión” y “grave”. Obviamente me tuve que sentar y tratar de relajarme. Además, en esa época no vivía en mi ciudad natal, a la que decidí volver para hacerme una serie de pruebas (algunas no muy agradables) con el inocente intento de que eso que me habían diagnosticado fuera un error, y así seguir con mi vida (aún no llegaba a aceptarlo).

A partir de ahí como decía, todo cambió, incluso mi forma de ser se vio afectada y por ello, la forma en la que me relacionaba con los demás. Me cerré en banda, sobre todo con los chicos. No quería contagiar a nadie, ni que me contagiasen con cualquier otro virus. Empecé a aprender a respetarme también, así como a respetar mi ritmo, a escucharme a mí misma y a hacer solamente lo que yo estuviera dispuesta a hacer.

Me operaron en 2.012 y todo salió bien. Eternamente agradecida a todo el personal médico-sanitario que me atendió y me curó físicamente. Sí, quiero recalcar físicamente. Por qué te curan físicamente, pero y la mente?? Cómo se queda después de ese susto y después de saber que un día te encuentras estupendamente y al día.

Por supuesto que de esto aprendí, como de cada situación complicada que atravesemos, siempre se puede aprender y pienso que además se debería de sacar provecho de hecho y sacar lo positivo. Entonces, empecé a cambiar mi forma de ver la vida, totalmente, después de la operación pasé mucho tiempo conmigo misma, ya que tuve que estar 21 días de reposo (qué casualidad que dicen que el ser humano necesita llevar una acción o un comportamiento determinado. Qué es lo hice durante esos 21 días, De qué me sirvió:

  • Aceptar la situación, y aceptarme a mí misma
  • Intentar no controlarlo todo
  • Leer libros de crecimiento personal
  • Abrirme y hablar de ello
  • Dejarme ayudar
  • El yoga y la meditación
  • Escucharme a mí misma
  • Respetarme a mí misma, mis límites y mi ritmo
  • Aprender a decir No cuando algo no te apetece

Como he mencionado anteriormente, sé que muchas mujeres se han visto afectadas por este mismo virus, o han pasado por alguna otra situación relacionada con los órganos sexuales. Yo misma también llegué a padecer candidiasis crónica (esto lo dejamos para otra publicación). Con esto quiero decir que más allá del síntoma, hay que curar la causa. Además de reflexionar sobre el porqué de tanto caso (vph, candidiasis, endometriosis, menopausia precoz, etc.).

Tendrá esto que ver con la no aceptación? Los tapujos y los tabúes? La incomodidad que implica aún en nuestra sociedad hablar sobre este tipo de tema (incluso con amigas). Por ello invito a todas las mujeres que se hayan sentido identificadas, a aceptar la situación y aceptarse a sí mismas. Y a pedir ayuda para llevar el proceso en compañía. Porque sí, cuando a una mujer le diagnostican, su sexualidad cambia inmediatamente. Y porque sí, te pueden llegar a curar físicamente, pero y la mente y las emociones?? De cómo se te queda el cuerpo cuando te dan la noticia o de cómo gestionar las emociones durante el proceso quién se preocupa? Este proceso va más allá de la sanación física. Ahí lo dejo para tu reflexión…

Muchas gracias por haberme leído. Espero haber sido de ayuda, y que sientas que no estás sola, escribeme a nataliacoconut1@gmail.com.

Un enorme abrazo, Natalia.

🦋 Si te ha gustado este contenido, dale me gusta y te invito a seguirme, así no te perderás mi próximo post y podrías tener la oportunidad de participar como autor invitado 😊. Además, puedes ayudarme a compartir mis mensajes con tu familiares y amigos, pues como lo he descrito en mi presentación mi intención es ayudar a las personas a tener una vida mejor 🙏🦋.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: